<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=160269078105920&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Banca móvil atrae a nuevos usuarios durante la pandemia del COVID-19

Viernes 11 de Septiembre 2020.
Tiempo de Lectura: 3 minutos.
Por Avantica



En medio de las regulaciones de distanciamiento social, las instituciones financieras están reformando la forma en que atienden a sus clientes para evitar que se trasladen físicamente hasta las sucursales bancarias. 

La pandemia del COVID-19 ha impulsado un cambio significativo en la manera en la que las personas realizan sus transacciones bancarias. Según el Fidelity National Information Services (FIS) de Estados Unidos, el tráfico bancario móvil aumentó en un 85% en abril, y los nuevos registros en los sistemas digitales se incrementaron en un 200%. 

Además, la Oficina Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés) reportó un crecimiento del 50% en la banca móvil desde principios del 2020. 

Este nuevo panorama no sólo empuja a las instituciones financieras a fortalecer sus plataformas digitales, sino también a ampliar su gama de servicios y productos digitales. 

"Todo cambió con la pandemia, empezando por cómo les llego a mis clientes para que puedan abrir cuentas, crear un perfil de cliente nuevo o hacer transacciones para las que normalmente tenían que desplazarse hasta una sucursal física, por una cuestión de seguridad", dice Gerardo Chaverri, Gerente de la Unidad Móvil de Avantica. 

El especialista hace hincapié en los retos que los bancos tienen por delante para que sus clientes se sientan seguros, además de proporcionar plataformas transparentes y amigables para el usuario. 

Usabilidad vs. fiabilidad 

Según Chaverri, es pertinente que las instituciones bancarias promuevan los canales digitales no solo para los servicios bancarios habituales, como las transferencias de dinero, sino también para otros servicios que en el pasado únicamente podían realizarse mediante los canales convencionales. Por ejemplo, es necesario innovar para que los nuevos clientes puedan abrir cuentas en línea. 

"El problema que hay que resolver es cómo verificar la identidad real de la persona que abre la cuenta, especialmente si no estaba registrada previamente en el sistema bancario", afirma Chaverri. 

Para ello, la autenticación multifactorial podría ser la respuesta. 

  • Componentes biométricos: los bancos pueden implementar el reconocimiento de huellas dactilares con las cámaras de los teléfonos celulares, o incluso una comparación facial con una tarjeta de identificación. Mediante fotografías tomadas desde distintos ángulos, un algoritmo puede verificar la identidad de la persona, aun cuando no tenga una cuenta bancaria previa. 
  • Contraverificación: los usuarios reciben un token por mensajes de texto o por correo electrónico. Estos son los controles bancarios más comunes, pero podrían aumentar su efectividad al combinarlos con la biometría. 

El gran desafío no solo consiste en la creación de nuevas soluciones digitales, sino también en abordar las vulnerabilidades a nivel de seguridad para promover la confianza entre los clientes. Las normas de seguridad se han convertido en la nueva piedra angular en la cual basar esta nueva ola digital porque con ella, llega también una nueva ola de fraude digital. 

"Los bancos deben incorporar en sus canales digitales todos los servicios que prestan en sus sucursales, y no solo algunos de ellos. De hecho, las nuevas tendencias apuntan a la personalización de la experiencia del usuario, basada en algoritmos de recolección de datos y de inteligencia artificial", dice Chaverri. 

Dado que 1.700 millones de personas no tenían una cuenta bancaria antes de la pandemia, de acuerdo con datos del Banco Mundial, la necesidad de restringir la interacción humana podría ser clave para atraer al sistema financiero a la población no bancarizada. Hoy, más que nunca, los bancos tienen ante sí una valiosa oportunidad para ganar nuevos clientes con soluciones móviles seguras e intuitivas para el usuario.  

idea

Puntos Clave

  1. La pandemia del COVID-19 ha impulsado un cambio hacia la banca digital, algo que ha forzado a las instituciones financieras a fortalecer sus plataformas digitales y a diversificar los servicios que brindan en línea.
  2. Los bancos deben priorizar la seguridad de sus usuarios además de proporcionar plataformas transparentes y amigables.
  3. La autenticación multifactorial utilizando componentes biométricos (reconocimiento facial/huellas dactilares) combinados con la contraverificación (recibir un token por mensajes de texto o por correo) puede ser la clave para fortalecer la seguridad de las plataformas digitales.

 

 

Acerca de Avantica

En Avantica trabajamos como un socio de software que le ayuda a cumplir sus objetivos comerciales y dar solución a cada reto que se le presente. Ofrecemos equipos dedicados y buscamos constantemente las mejores metodologías para brindarle los mejores resultados.

Iniciemos un proyecto

ANTERIOR
La Importancia de Pruebas de Seguridad en Apps Móviles
SIGUIENTE
Ciudades Inteligentes: Su Relación con IoT y Machine Learning

¿Qué calificación merece este artículo?